If your pictures aren’t good enough, you aren’t close enough.
— Robert Capa

 

Mi Pasión por la fotografía comienza cuando mi padre descuido su cámara reflex, y no tarde en tocar todos los botones para luego abrirla creyendo que entendería lo que ocurría dentro

Años mas tarde, mi curiosidad por conocer el mundo favorece mi interés por la fotografía de calle, de viajes, foto periodismo y fotografía documental las cuales estudié y practiqué durante 6 años en Inglaterra.

Nunca pensé en ser fotógrafo de Bodas hasta que la misma persona que pusiera mi primera cámara en mi mano, mi padre, me pidió que fotografiara su boda. Aquí descubrí que en una boda es donde mejor lo paso porque puedo aplicar todos mis conocimientos anteriores, y ademas puedo fotografiar abuelas llorando, gente riendo, abrazándose, niños haciendo travesuras, y gente bailando encima de una mesa.

Al regresar a Barcelona tome cursos de especializacion en Fotogrfia de Bodas con 2 fotografos  reconocidos en Bacelona, Nuria Prieto y luego con Edwin Vandevyver. A patir de aqui, mis imágenes hablan por si solas.

Mis fotos tienen un aire espontáneo, cándido, natural pero tambien artistico y con buen humor. En las bodas, no suelo invadir espacios ni forzar las fotos. Me vais a encontrar subido a un árbol o escondido detrás de un florero, pero la mayor parte del tiempo es como si yo no estuviera allí. No me considero un fotógrafo tradicional, simplemente un amigo más en la boda, mi objetivo principal es hacer la foto perfecta, pasarla bien haciendo lo que me gusta y hacer amigos que me recomienden a otros amigos. Amo lo que hago y me divierto mostrando las cosas desde puntos de vista y ángulos escondidos que no son fáciles de captar. Veo la fotografía como algo vivo y social que va más allá de la imagen capturada y que en cada foto revela un antes, un después y un rollo de emociones que dejan su huella para siempre.